Desarrollan una herramienta mínimamente invasiva para el diagnóstico precoz del Alzheimer

En la actualidad, hay unos 800.000 pacientes con la enfermedad de Alzheimer en España. Cifra que podría ser mayor, ya que un porcentaje importante de pacientes no son diagnosticados. Además, se calcula que entre el 10% y el 20% de la población mayor de 65 años va a desarrollar un deterioro cognitivo leve.
De ahí la importancia de diagnosticar a los pacientes cuanto antes para mejorar el tratamiento y prevenir la enfermedad.
La empresa andaluza Neuron Bio está desarrollando una herramienta de diagnóstico de la enfermedad de Alzheimer en sus etapas previas (el deterioro cognitivo leve) mediante la identificación de biomarcadores a partir de un análisis en fluidos periféricos, que podrían extraerse de una muestra bucal, como la sangre, la saliva o el fluido cervicular gingival.
Una herramienta que podría tener un alto impacto en la sociedad y que ha supuesto tres años de investigación hasta dar con un método mínimamente invasivo que será concluyente en el diagnóstico clínico de la demencia.
La principal mejora es un aumento de la sensibilidad y especificidad en el diagnóstico de la enfermedad frente a las técnicas que se utilizan hasta el momento.
Su desarrollo ha contado con la ayuda de Corporación Tecnológica de Andalucía, la Junta de Andalucía y el Ministerio de Economía y Competitividad.